Seguidores

sábado, 28 de enero de 2012

Hablando de amor y otras falacias


Le gustaba, sobre todo, hablar del amor como si se tratara de un pariente muerto por el cuál ella nunca había sentido demasiado afecto.




Juan Marsé, Últimas tardes con Teresa

2 comentarios:

Anaís Arantxa dijo...

nunca le tuvo afecto pero le causaba cierto tormento como para hablar de eso, siempre...

Y los tormentos, no se porque, pero por alguna razón nos cuesta vivir sin eso...

Saludos!

www.matandolasnormas.blogspot.com

luzdemercurio dijo...

Grande Marsé, aunque no he leído "ultimas tardes con Teresa"
Es difícil apreciar el amor, al fin y al cabo nos maltrata tanto que uno no sabe si cuando se decide a complacernos hace que el dolor haya merecido la pena.