Seguidores

martes, 14 de junio de 2011

Cien días



Como la luna nueva, como el metro de Madrid. Negro como una caries, un septiembre estudiantil. Como la certeza de que no sueñas conmigo, negro era aquel bar donde se esconden los malditos de los amaneceres, de los repartidores de periódicos, de las agujas del reloj, del amor del prójimo. Allí la encontré. Como un suicida asomado al borde del precipicio, amontonando maldiciones sobre la barra de aluminio. Temblaba en sus ojos el humo de mil cigarros que fumó con un tipo que la había besado, que la dejó una mañana dormida entre las dunas de su cama, que se fue con otra una madrugada. Así la encontré. Alguien me contó que llevaba cien días encerrada en aquel bar; pidiendo fuego, alguna pista que la ayudara a encontrar la luz dentro del laberinto, el mapa donde está escondido el mar donde arden las promesas, donde solías naufragar. Cien días escondiéndose del gris cielo de marzo y sus atascos, tragando niebla por la nariz, soñando contigo en los lavabos. Jurando no salir con vida. Sellando todas las salidas. Buscando en un mar de ginebra una playa en la que encallar.


Cien días, Ismael Serrano.



6 comentarios:

fergie dijo...

wow! pero que intenso!!
me ha encantado, que bueno que lo lei!
y por cierto, pasate por mi blog!
muchas felicidades sils, aun que te lo mereces!

besitos Ü

Alu dijo...

Te pega mucho lo de opiniones al respecto jaja!

Sils dijo...

jajajajajaja ¿por qué dices eso Alu?

Delicious Miss Dalh dijo...

Genial !!!! :DD

Meri dijo...

me encantó!! un bsito

Siempretú dijo...

Oh! Mira por donde,hacia tiempo que no escuchaba a Ismael Serrano, y esta semana lo he rescatado de mis carpetas de música y no paro de escucharlo :)Me cuesta decidirme,pero creo que esta, y la de Recuerdo,son mis preferidas.
Un beso.