Seguidores

lunes, 20 de junio de 2011

Eres el Houdini del amor


Otra vez llega el verano. Otra vez dejo Madrid para volver a casa. Otra vez las noches se me hacen demasiado largas. Y rezo y pido, temblando como una niña idiota, no cruzarme contigo, no encontrarte sonriendo apoyado en la barra de algún bar intentando llevarte a la cama a alguna buscona sin cerebro. Porque no sé lo que haría. Porque Madrid es mi territorio libre de ti pero mi casa, esa pequeña ciudad en la que tú también vives, es para mí un puto campo plagado de minas antipersona. Aunque para ser sincera, aquí entre nosotros y sabiendo que tú no lo vas a leer, en un rincón de mi corazón, ese tan oscuro y obstinado que sigue trayéndome ráfagas de ti, sueña con encontrarte y tener una última noche contigo, que me dediques una última mirada.

Esta maldita cruzada que tengo con mi corazón para dejarte ir de una vez por todas está siendo más compleja de lo que me gustaría. A veces se me hace cuesta arriba pensar que tú ya no piensas en mí, que te da igual. Y eso es lo que yo quiero: no pensar en ti, que me dé igual. Debiste haberme dado clases de indiferencia antes de irte. No podría haber aprendido de nadie mejor que de ti, maestro del escapismo. Eres el Houdini del amor. Y de vez en cuando pienso que con todo esto que escribo, mi blog se vuelve demasiado personal, pero qué puedo hacer. Si no escribo todo esto mi cabeza explotaría. Y no puedo seguir repitiendo lo mismo a mis amigos, que no entenderían por qué sigo aferrada a este ancla que lo único que hace es hundirme cada vez más. Pero, al final del día me importa una mierda lo que los demás piensen. Es mi teclado y es mi cerebro, y este blog es mi papelera de reciclaje en la que vierto los pensamientos más crueles que me atormentan.

Después de todo, finjo que te odio. O te odio, pero de una manera tan apasionada que sólo puede estar cimentado en un amor corrosivo y persistente. No es que del amor al odio sólo haya un paso, es que son hermanos siameses.


3 comentarios:

Ana dijo...

Esa situación en la que "quieres pero no quieres"... Te entiendo ._.
En cuanto a lo de que el blog se está convirtiendo en algo demasiado personal... ¿qué más da? ¿Es tu blog, no? Aquí puedes escribir TODO LO QUE TÚ QUIERAS, que los que te leemos leeremos con ganas. Espero que tarde o temprano esa indiferencia fingida se convierta en real y así "no sufras más". Saludos!

Miqui dijo...

El corazón es asi, traicionero, siempre se nos hace tan dificil olvidar, a veces solo hay que dejar de pensar tanto y solo dejarse llevar, puedo decir que te entiendo, estuve llorando un año entero por alguien,y cuando lo conseguí no era para mi, por eso, mi consejo es que sigas adelante, hay tantas cosas lindas en la vida, solo trata de no pensar en eso, en no dedicarle tanto tiempo, veras como con el tiempo las cosas van mejorando de a poquit. Mucha suerte! soy nueva en esto, te sigo, un beso enorme,

Yanina ♥ dijo...

Muy lindo tu blog!, me encanta lo que escribes.
Te sigo. Te espero por el mio. Gracias ♥