Seguidores

domingo, 24 de abril de 2011

Ironías varias

Vamos a empezar por el principio: no me gusta el fútbol. Tampoco lo odio, simplemente me es indiferente. Ni sufro por un equipo, ni siento los colores de ninguna camiseta ni mucho menos me incluyo en el plural absurdo al decir: “Hemos ganado”. Pero sí reconozco el poder que tiene. Muchos han dicho antes que yo que los partidos son para la sociedad actual lo que el circo romano en tiempos del Imperio. El opio del pueblo que decía Marx de la religión.

Estas últimas semanas, casi como una alineación de los planetas, el país está convulsionado porque van a tener lugar cuatro enfrentamientos deportivos entre los rivales más acérrimos: el Barça y el Madrid. Las calles se vacían, los bares se llenan, las conversaciones se tornan monotemáticas, los aficionados se inflan de orgullo y competitividad. La gente se apasiona. Pero yo, desde mi silla, contemplo esto con estupor.

¿Cómo es posible que estemos viviendo una crisis de tal magnitud, que haya millones de parados, que haya revueltas populares a lo largo y ancho del globo, que una guerra se esté desatando en Libia, que sólo programen basura en la televisión y que la gente sólo desate su pasión y se manifieste y acuda en masa cuando 22 señores se pongan a dar patadas a un balón? Y creemos que somos más evolucionados que aquellos ciudadanos de Roma que se reunían eufóricos en el circo para ver como un león se jalaba a un cristiano.

A veces creo que lo han conseguido, que la idiocracia en la que vivimos ha logrado su fin: dormirnos con nanas, desencantarnos y hacer que reivindiquemos y luchemos sólo cuando un tío al que inmerecidamente le pagan miles de millones salta al campo de juego. Y eso me produce una tristeza inmensa.


3 comentarios:

Dr. Iglesias dijo...

200 niños objetos de abusos sexuales en Benghazi. Levantamiento masivo en Tobruk y Bengazi contra los rebeldes. Ver en:

http://aims.selfip.org/~alKvc74FbC8z2llzuHa9/default_libia.htm

-Mariolaaaa. dijo...

dios, me encanta, tienes mucha razón...sigue escribiendo así guapa, un beso :)

Sils dijo...

Gracias por leerme, Mariola. A veces pienso que escribo al vacío (lo cual no le quita importancia) pero cuando veo comentarios como los tuyos me animo a seguir.

Besos.